FICRT, en la jornada sobre diálogo interreligioso de San Juan del Castillo

Foto ponentes San Juan del Castillo

El presidente de la Fundación FICRT, Jumaa AlKaabi, fue uno de los ponentes invitados a participar en la jornada dedicada al diálogo interreligioso que se celebró el pasado 5 de julio en la Casa San Ignacio, situada en el barrio madrileño de La Ventilla, como parte de un curso organizado por la Fundación San Juan del Castillo y el Servicio Jesuita a Migrantes y con Macarena Úbeda como responsable del evento.

Además de Jumaa AlKaabi, quien representó a la comunidad musulmana, intervinieron en la mesa redonda el portavoz y secretario general de la Comunidad Judía de Madrid, Raphaël Benatar, y José María Pérez-Soba, doctor en Historia y Licenciado en Teología, quien representó al cristianismo y ejerció también el papel de moderador.

Durante su intervención, Jumaa AlKaabi presentó a los asistentes las actividades y objetivos de la Fundación FICRT desde su creación, en 2017, entre los que se encuentran la promoción de la tolerancia, la coexistencia y el diálogo interreligioso; y la enseñanza de la lengua y la cultura árabes.

“Las tres religiones a las que representamos tienen muchas cosas en común: pertenecen a la familia abrahámica, creen en la tolerancia, la paz, la coexistencia y quienes las profesamos somos capaces de compartir las alegrías y las tristezas, como sucedió durante la pandemia. En aquel momento, todas las personas nos unimos para ayudarnos mutuamente, como hizo de forma destacada la Fundación San Juan del Castillo, acogiendo a personas, sin importar su raza, nacionalidad o confesión religiosa”, recordó el presidente de FICRT.

AlKaabi puso como ejemplo de tolerancia a los Emiratos Árabes Unidos, un país en el que conviven personas de 200 nacionalidades y diferentes religiones y etnias, “que viven y trabajan juntas, van a los mismos restaurantes y conviven en armonía sin preguntar de qué religión o nacionalidad son”. Una convivencia que recuerda a la que tuvo lugar siglos atrás en la ciudad de Córdoba, donde musulmanes, cristianos y judíos trabajaron y prosperaron juntos, construyendo mezquitas, iglesias y sinagogas, y permitiendo un florecimiento de la cultura.

Refiriéndose a España, el presidente de FICRT explicó que en nuestro país la comunidad musulmana cuenta con 2,2 millones de personas y que, desde el año 1992, el Gobierno regula sus derechos, permitiéndoles profesar libremente su religión.

“Las comunidades musulmanas de España respetan la Ley, porque eso viene en la naturaleza del Islam, que promueve la tolerancia, diseminar la paz, no imponerse a los demás, dar la oportunidad de conocerse mutuamente y no aislarse”, señaló AlKaabi.

Por su parte, Raphaël Benatar hizo una introducción sobre la comunidad judía en España, que cuenta con 20.000 miembros y que, a su juicio, es una gran desconocida, debido a los siglos transcurridos desde que fueron expulsados de España por los Reyes Católicos, en 1492.

José María Pérez-Soba destacó, en el caso del cristianismo, el enorme cambio que ha experimentado la sociedad española en menos de una generación y que ha provocado que, pese a que cuenta con una base sólida, exista una gran pluralidad en torno a esta religión.

Jumaa AlKaabi, presidente de FICRT, durante su intervención
Jumaa AlKaabi, presidente de FICRT, durante su intervención

Uno de los temas centrales del debate fue el diálogo interreligioso. A este respecto, Jumaa AlKaabi recordó los precedentes de los congresos islamo-cristianos que se celebraron en Córdoba en 1974 y 1979, y que iniciaron un proceso de convergencia que concluyó el 4 de febrero de 2019. “Ese día, el papa Francisco y el gran imam de Al Azhar se reunieron en Abu Dabi y firmaron el Documento sobre la Fraternidad Humana, que pone de relieve la necesidad de unirnos para prosperar y defender la paz”, explicó el presidente de FICRT.

Un documento que, como recordó José María Pérez-Soba, fue la inspiración de la encíclica ‘Fratelli Tutti’, del papa Francisco, en la que se hace hincapié en el diálogo interreligioso y en la coexistencia pacífica entre los miembros de las diversas confesiones.

Jumaa Alkaabi recordó las palabras del teólogo suizo Hans Küng: “no habrá paz entre las naciones sin paz entre las religiones; y no habrá paz entre las religiones sin diálogo”. “Solo el diálogo permite resolver los problemas; si no se consigue una vez, habrá que intentarlo cien veces”, concluyó.