Expertos de diversas religiones abogan por el diálogo y la tolerancia en el I Foro de Córdoba organizado por FICRT

“Las religiones deben abogar por la paz y, para lograrla, hay que respetar la libertad religiosa y aceptar los acuerdos de paz”. Con este mensaje del presidente de la Fundación FICRT, Jumaa Alkaabi, se abría el I Foro de Córdoba ‘Del Diálogo islamo-cristiano a la familia abrahámica’, que se celebró entre los días 16 y 17 de mayo en la sede de Casa Árabe. La coordinación del mismo corrió a cargo del profesor Mohammed Dahiri y contó con la colaboración de la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos de la Universidad de Córdoba y el Instituto Universitario de Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense.

Para el presidente de FICRT, Jumaa AlKaabi, los objetivos del foro son los mismos que los de la Fundación: tolerancia, convivencia futura y fraternidad. “Queremos difundir la paz y la concordia a nivel internacional y lograr el avance entre los pueblos, religiones y culturas”, aseguró. Asimismo, se mostró partidario de la cooperación para crear canales de diálogo y abogó por la diplomacia cultural como el camino para acabar con “la lacra del sectarismo y la violencia”.

El respeto de los fundamentos cívicos, la defensa de la cultura de la paz, la aceptación del otro, el amor entre los pueblos y la convivencia en los entornos culturales y religiosos fueron algunas de las líneas de trabajo que Jumaa AlKaabi defendió en el camino de la tolerancia y el dialogo interreligioso.

Al acto inaugural asistió también Cintia Bustos, concejala de Juventud del Ayuntamiento de Córdoba, quien, tras dar la bienvenida a la ciudad “unión de la cultura y de las diferentes religiones”, agradeció, en nombre de los jóvenes, la celebración de estos encuentros que hablan de otras religiones y que buscan enriquecer y que vivamos en paz. “Gracias por preocuparos por el presente y por el futuro de las naciones”, concluyó.

El director del Instituto Universitario de Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense, Juan Antonio Álvarez-Pedrosa, aludió al estudio de las religiones en el ámbito universitario y a la necesidad del diálogo que supone “el respeto mutuo, la capacidad para escuchar al otro y la apertura para comprenderlo”.

El profesor Álvarez-Pedrosa destacó que quienes se dedican al estudio del diálogo interreligioso quieren dar a conocer que “las cosas pueden ser diferentes y que la intolerancia no puede tener la última palabra”. Para el profesor el diálogo incluye el intercambio de ideas entre religiones y el aprendizaje de “los unos de los otros”.

Palabras que coincidieron con las del subdirector de la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos de la Universidad de Córdoba, Fernando López Mora, que destacó la participación y el entendimiento, más en este mundo geopolítico, y elogió la celebración de este Foro con la participación de grandes especialistas “que coloca a Córdoba en un lugar muy especial en este tipo de dinamización”.