Un repaso por la historia de la convivencia entre las religiones en diversos países

El I Foro de Córdoba “Del diálogo islamo-cristiano a la familia abrahámica”, que ha organizado la Fundación FIRCT en Casa Árabe, continuaba su sesión de tarde con un nuevo panel que puso de relieve el diálogo interreligioso y la convivencia en distintos países, como Argentina, Marruecos o Indonesia.

Moderado por la profesora de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad de Murcia, Pilar Garrido, la sesión comenzaba con la doctora Susana Brauner, profesora de la Universidad Nacional de Tres de Febrero de Argentina, que habló del diálogo interreligioso en Argentina como modelo de convivencia. La profesora hizo un recorrido histórico desde finales del siglo XIX a la actualidad y la situación de los católicos, judíos y musulmanes, en el que destacó el descenso de los católicos, entre 1960, con un 90%, y el 2014; la gran visibilidad de los judíos en distintos ámbitos sociales en los años 60; y de los musulmanes, a partir de los años 80 y 90.

Respecto a los inicios de los diálogos judíos-cristianos, afirmó que se dieron antes del Concilio Vaticano II y que se potenciaron en los 60, siendo sus actores las personas más progresistas de ambas confesiones: curas, pastores y rabinos que se opusieron a la violación de los derechos en la Dictadura. También afirmó que fue a partir de los atentados de 1992 y 1994 cuando se formalizaron los diálogos religiosos.

Participó también el doctor Tijani Boulaouali, profesor de la Universidad Católica de Leuven (Bélgica) que defendió la figura de Abraham “como el punto de encuentro de los seguidores de las religiones monoteístas”, tanto en tiempo de guerra como de paz. Para este profesor, Abraham estará presente a lo largo de la historia incluso en los tiempos digitales en los que muchos niegan la religión. “Abraham aparece como símbolo de sacrificio, de unidad, de hermandad”, señaló el profesor, para quien el lema de este encuentro: la fraternidad abrahámica, significa acercamiento en una sociedad plural.

Defendió también el pluralismo como una oportunidad y no como una amenaza. También habló de Marruecos como lugar donde conviven cristianos, musulmanes y judíos; y de Emiratos Árabes, donde existe un Ministerio de la Tolerancia.

El doctor Muhammad Naijb, embajador de Indonesia en España, que impartió la ponencia “La familia Abrahámica en Asia Oriental”, hizo hincapié en la importancia de este foro como defensa de la paz, sea cual sea la religión. El embajador, que explicó las características principales de su país, destacó como una de sus características la unidad de la diversidad, “que es la esencia de su identidad”.

El embajador explicó las diferencias entre el nacionalismo secular y el nacionalismo religioso que se da en Indonesia, pero principalmente quiso destacar la tolerancia existente entendida como “respeto a los demás y esfuerzo para entender al otro”. La jornada concluyó con una visita guiada de los ponentes e invitados a diversos monumentos de la ciudad de Córdoba, relacionados con las tres religiones, entre los que se encuentran la Mezquita, la Catedral y la Sinagoga.